MyClinic
952 30 13 08  |  633 44 22 47
info@mcmyclinic.com
Menu

Elevación de cejas

El tratamiento para elevar las cejas es un tratamiento sencillo y con buenos resultados. La caída de la cola de la ceja suele ser un proceso que, en muchos casos, acompaña al envejecimiento natural de la zona, debido a la confluencia de distintos factores como son una mayor laxitud de la piel junto a la reabsorción ósea. Todo ello contribuye a dar un aspecto cansado y apagado a nuestra mirada.

La elevación de las cejas puede hacerse simplemente mediante la infiltración local de Acido Hialurónico , o mediante infiltración de toxina botulínica, o bien, mediante la combinación de ambas técnicas.

La infiltración de Acido Hialurónico es un procedimiento seguro, que no requiere anestesia, y con el que se obtiene un resultado muy natural. El tratamiento no es doloroso, se realiza habitualmente con cánula de relleno, por lo que no suelen provocarse hematomas. La paciente puede incorporarse a sus actividades cotidianas inmediatamente tras el mismo.

Se emplea un Acido Hialurónico con una reticulación adecuada para esta zona, y de primera calidad, para que el resultado sea muy natural y duradero.

La infiltración con toxina botulínica consiste en infiltrar en la piel y en el músculo la toxina botulínica o botox con la finalidad de relajar la contracción muscular para suavizar las arrugas existentes  y evitar la aparición de arrugas nuevas.

La elevación de cejas consiste en inyectar botox para mitigar las arrugas de expresión debidas al envejecimiento de la piel y a la contracción de la musculatura facial.

Es frecuente que aquellas personas que presenten “patas de gallo” y que quieran reducir las arrugas presentes en el entrecejo, la frente y la nariz, acudan a una clínica estética para someterse a un tratamiento con botox. El tratamiento con toxina botulínica permite elevar la cola de ceja y devolver juventud al paciente.

La utilización de la toxina botulínica como quimiodenervante de la musculatura frontal, orbicular, procerus y corrugator tiene el efecto de atenuar e incluso hacer desaparecer las arrugas de diferentes zonas del rostro de forma temporal.

Es muy importante que se conozca y se explore la musculatura de la mímica facial para inyectar este producto y su agonismo o antagonismo, ya que en la zona de la ceja hay que tener en cuenta que el músculo frontal es el encargado de levantar las cejas y el músculo orbicular (situado debajo del pelo de la ceja), tiene el efecto de contraer la cola de ceja hacia abajo. Además, es necesario tener en cuenta factores como son el peso de la cola de ceja y la textura de la piel.

El tratamiento de lifting de cejas con toxina botulínica conseguimos que la acción elevadora del músculo frontal de la ceja sea mayor que la de los músculos depresores  por lo que la cola de la ceja se eleva.

 

 

El tratamiento con toxina botulínica ofrece resultados visibles desde la primera sesión y reduce de forma notable la arruga durante 6 meses aproximadamente. Tras estos meses tanto la piel como las arrugas estarán mejor que antes de comenzar el tratamiento, ya que durante los 6 meses posteriores al tratamiento se han relajado las arrugas existentes y se han prevenido la aparición de nuevas arrugas, manteniendo así una expresión rejuvenecida.

La utilización de botox es una técnica muy difundida y los resultados son estéticos, pero también es posible realizar el lifting de ceja mediante una técnica quirúrgica eficaz y asequible para remodelar el arco de la ceja, denominada blefaroplastia. Este producto es un complemento adecuado a las técnicas de corrección de flacidez del contorno facial como los rellenos de colágeno o los hilos tensores intradérmicos.

El tratamiento con toxina botulínica se realiza en la misma consulta siguiendo las normas de esterilización, de higiene y desinfección adecuadas, no siendo necesario quirófano. Antes del tratamiento se debe evitar tomar aspirinas u otros analgésicos desde las 24 horas antes de aplicarse botox. El tratamiento suele durar unos 10 minutos y el paciente podrá volver a su vida normal de forma inmediata. Asimismo, se recomienda evitar realizar ejercicio brusco entre las 24 y 48 horas posteriores y no someter la piel al calor.

 

Solicite información sin compromiso ahora:


Especialidades

Contacto

Contacta
con nosotros